Amatista



Las propiedades de la amatista son increíbles según cuentan expertos y muchas personas. Al ser la más popular la familia de los cuarzos, tiene la capacidad de protegernos de las energías negativas que puedan irradiar otras personas.


También tiene la propiedad de llenarnos de valor para afrontar los problemas que se nos puedan presentar, bien sea en el trabajo, el estudio, en las relaciones socioeconómicas, entre otras. Estar rodeados de este cuarzo permite calmarnos al ser víctimas de irritabilidad, de nervios, angustia y otra clase de sentimientos negativos que nos "atacan" y que además nos generan un grado de estrés que, a la larga, puede ser perjudicial para nuestra salud. Por lo anterior, muchos y muchas lo llaman "la piedra de la paz". Entre sus presentaciones, las más comunes son las decorativas y los anillos. Basta cerrar la mano suavemente alrededor de la amatista, para dejar así que sus vibraciones relajantes invadan nuestro organismo.

 "Vestirla" en todo momento o la mayor parte del día, como por ejemplo portando un anillo de amatista, permite alejar las malas energías, y lo que muchos denominan como "tormentas emocionales". Lograr tener sueños placenteros y profundos, según la experiencia de muchas personas, se puede lograr durmiendo con una amatista bajo la almohada, lo cual también puede ayudar en gran medida a evitar tener pesadillas durante el sueño, y como dije, a conciliarlo de mejor manera combatiendo enormemente los problemas de insomnio. Cuando se atraviesa por eventos traumáticos y dolorosos que pueden ocasionar ciertas heridas a nivel emocional, estar rodeados de este cuarzo, en cualquiera de sus presentaciones, es ideal para ayudar a sanarlas, además que como mencioné antes, la amatista aleja las malas vibraciones haciendo el papel de "escudo" para evitar que las energías negativas que vienen de esas personas que "no nos quieren" nos ataquen.


  Más beneficios de la amatista:

 - Buen juicio y buena memoria: Estar rodeados de este cuarzo, debido a su hermoso y llamativo color púrpura intenso (aunque algunas variedades van hasta el azul celeste), permite equilibrar los hemisferios cerebrales, nos da buen juicio para poder tomar decisiones importantes y también mejora nuestra memoria. - En los viajes: muchas personas aseguran que llevar una amatista en los viajes es una poderosa protección contra los accidentes, robos y otra case de eventos peligrosos. Cabe aclarar que se debe creer de manera ferviente en ello para poder obtener estos efectos protectores.
 - En la parte física: estar rodeados de esta piedra, apretar una amatista o portarla en cualquiera de sus presentaciones puede ayudar significativamente a reducir los dolores de cabeza, y algunos causados por la artritis (colocar la piedra sobre el área de dolor de 10 a 15 minutos en el día). Cargarla en todo momento, dicen algunos, que puede fortalecer el sistema inmunológico.
 - Acompañante en la meditación: la meditación en sí trae efectos relajantes anti estrés, además de mejorar otros aspectos como la respiración y la circulación sanguínea. Es aconsejable, para potenciar estos efectos, sostener una o dos piedras en las manos mientras se está en el proceso de meditación.